¿Qué es el VoD?

Las siglas VOD surgen de la palabra Video on Demand o vídeo bajo demanda, un término que recoge el concepto de un servicio en línea donde el usuario tiene plena libertad de elegir el contenido deseado sin horarios fijos. Además, el concepto va más allá del tipo de transmisión porque también engloba múltiples servicios online de vídeo.

Tipologías de VoD

Existen cuatro variantes de VoD que surgen de la necesidad de amortizar el servicio. Cada una con sus características propias de acceso a contenidos y con diferentes privilegios y formas de pago.

SVOD: hace referencia a las siglas Subscription Video on Demand. Este servicio ofrece previo contrato una plataforma streaming con contenidos de acceso ilimitado.
TVOD: hace referencia a las siglas Transactional Video on Demand. En términos generales, este servicio permite al usuario abrir una cuenta gratis y pagar solo por contenido visualizado.
PVOD: hace referencia a la abreviatura de Premium Video on Demand. En este ámbito entra el contenido premium, como estrenos y novedades más recientes.
AVOD: comprende las siglas de Advertising Video on Demand. Consta de contenidos audiovisuales gratuitos sin costes para el usuario a cambio de consumir publicidad.

Ventajas de los contenidos VoD

El servicio de video bajo demanda presenta numerosas ventajas para poder disfrutar de contenidos audiovisuales como por ejemplo contenidos de calidad y la libre elección del modo de reproducción. Además el contenido suele ser más exclusivo y en múltiples formatos; y existe más variedad y libertad en la elección de los mismos. Otro factor a tener en cuenta es la seguridad infantil ya que estas plataformas permiten un mayor control del tipo de contenidos que consumen los niños. Y en el caso de la mayoría también es relevante destacar el uso de varios usuarios dentro de la plataforma.

Presente y futuro del VoD

El VoD está teniendo una creciente demanda con un aumento en suscripciones para finales del 2020 de hasta un cinco por ciento, según apunta Strategy Analytics. De la misma forma, se estima que para el 2025 el número de personas inscritas superen los 1400 millones en todo el mundo.

El consumo de VOD está cambiando los hábitos de disfrute audiovisual de los españoles. Los consumidores desean acceder a cualquier hora, desde cualquier lugar y con el formato que deseen a los contenidos de vídeo y televisión más atrayentes. El acceso multidispositivo se constituye en norma de acceso y es en el segmento de público más joven donde esta tendencia tiene más peso

Actualmente en España ya son 1 de cada 4 hogares los que disponen de un servicio de streaming según informe de Diciembre de 2019 de la consultora Barlovento comunicación, lo que supone que alrededor de 5 millones de hogares a final de 2019 tenía acceso a este tipo de productos. Según el mismo estudio, alrededor del 20% del consumo total de televisión de estos hogares con soluciones de streaming se centra en estos productos destinando el 80% del tiempo a la televisión tradicional. De esta manera estos hogares, de un consumo medio de 5 horas y media al dia de televisión, dejan de consumir 1 hora de televisión tradicional con el consiguiente impacto en el modelo publicitario que sostiene la televisión clásica.

El impacto en la televisión convencional

Como indicamos la televisión convencional es la más afectada por el VoD. Ve cómo caen sus ingresos publicitarios y como pierde usuarios en favor de las plataformas OTT que aumentaron en 17.000 millones de dólares sus ingresos según Digital TV Research el año pasado.

Dentro de este nuevo sector de competencia según un estudio de Smartme Analytics, Netflix es la aplicación líder en el sector TV&Cine con una cuota de mercado del 48,8% según el Estudio General Mobile de finales de 2019 seguida de HBO y Amazon Prime que aprovechan la inclusión de sus productos dentro de las ofertas de las principales operadoras españolas.

El impacto de la llegada del VOD de los nuevos OTTS tiene también un impacto en las ofertas de pago que hasta ahora venían desarrollando las principales operadoras españolas (Telefónica, Orange, Vodafone) que han visto ralentizados su ritmo de crecimiento y en muchos casos se han visto obligadas a incluir estas propuestas para completar sus ofertas básicas centradas alrededor del fútbol.

Adicionalmente otros actores han aprovechado el éxito de los modelos VOD para ofertas paquetes como DAZN centrado en el mundo del deporte, FLIXOlé o Sky que ha exportado el modelo de éxito en Inglaterra con contenidos propios y de terceros.

Agregadores de contenidos como Alchimie están creciendo cada vez más en este terreno de contenidos audiovisuales de valor y acaban de cerrar un acuerdo con Samsung que permitirá distribuir más de 30 canales a través de Samsung TV en Francia, Reino Unido, Italia y España y promociones de sus principales canales de documentales e infantiles con operadores como Yoigo.

Las cadenas generalistas han tratado también de reaccionar en los últimos años con ofertas alrededor del consumo de VOD con ofertas como MiTelePlus de Telecinco o AtresPlayer Premium de Antena 3 focalizándose en primicias o adelantos de contenidos de ficción o de temáticas determinadas.

La batalla está servida y hay mucho pastel que repartir. Veremos en los próximos meses como evoluciona este nuevo paradigma de consumo televisivo y este nuevo campo de competencia feroz.