Influencers, del offline al online

En realidad, el concepto de influencer viene asociado a la tradicional figura de prescriptor o embajador de marca que ya desde finales del siglo XIX se venía utilizando en Europa y Norteamérica y puede decirse que ya en la década de los 20 del siglo XX Coca Cola utilizó la figura de Papa Noel en una de sus campañas publicitarias como personaje capaz de hacer recordar y remarcar los valores de su marca, con especial foco en su relevancia como personaje mediático

No es sin embargo hasta la década del 2010 cuando los influencers tal y como hoy los entendemos toman una especial relevancia. Con los inicios en el mundo de los blogs, en los que especialistas de determinadas temáticas empiezan a conformarse como auténticos líderes de opinión y pasando por las primeras redes sociales, son los nativos digitales quienes inicialmente se convierten en prescriptores de productos, servicios, experiencias y marcas. 

Creadores de contenidos empiezan a proliferar en plataformas como Fotolog, Myspace o Blogspot siendo el germen de lo que es hoy en día el sector.

Youtube e Instagram, la redes preferidas de los influencers

Con el nacimiento de Facebook, el desarrollo imparable de Youtube y la posterior aparición de Instagram, la relevancia de los influencers, bloggers, vloggers y youtubers se dispara hasta nuestros días. 

Según Google, el 70% de los suscriptores adolescentes de YouTube se identifica más con un Youtuber que con una celebridad tradicional.

Personalidades como Cristiano Ronaldo o Selena Gómez acumulan más de 200 millones de seguidores en Instagram y las cifras por colaboraciones con todo tipo de marcas con una sola foto o mención en Instagram o Facebook son astronómicas.

Las cifras del impacto del marketing de influencers no dejan de crecer en el mundo. En 2019 fueron 8.000 millones de $ de inversión con un crecimiento de más de un 30% y con la consolidación de Youtube e Instagram como soportes líderes en detrimento de Facebook y la aparición de TikTok como nueva plataforma de éxito. 

En España según datos de la consultora H2H, la inversión en 2020 en marketing de influencers crecerá hasta los 170 Millones de Euros con ratios de crecimiento superiores al 90%.

El futuro de los influencers: contenido propio y original

Pese a las innegables cifras del papel de los nuevos reyes de Internet, en los últimos años han surgido voces críticas sobre la capacidad de retorno de las campañas de marketing basadas en influencers. La dificultad de medición del éxito y la escasa redención final de las campañas en cuanto a ventas reales han cuestionado el nivel de influencia real.

El contenido y el concepto de “Confluence” pasa a ser para los especialistas el término clave en los próximos años. Influencers generando contenido real y no dando mero soporte a las marcas. 

Según H2H, el video pasará a ser el contenido estrella en 2020, representando aquello que el segmento “millenial” demanda, esto es espontaneidad, entretenimiento y naturalidad 

Tik Tok será la nueva red en “boga” haciendo que Instagram lance en 2020 su nueva plataforma “Reels” para competir con la nueva amenaza. 

El nuevo paradigma es: Influencers creando nuevos canales de contenidos focalizados en experiencias reales y cercanas al usuario.

Alchimie con esta tendencia

Alchimie se ha situado a la vanguardia de esta tendencia con la creación en el último año de varios canales sobre este concepto de “Confluence”.

Canales como MRGeopolitix del famoso youtuber francés, contenidos de actualidad como el de Enora Malagré o Nabilla o el último éxito con el canal Cultivonsnous alrededor del mundo agrícola con Edouard Bergeon y el actor Guillaume Canet ,demuestran el olfato de Alchimie para generar contenidos al calor de las tendencias más actuales.